Se trata de la línea Linksys Smart Wi-Fi. La puerta tracera era para actualizar el software del equipo y para recolectar información sobre la red y el tráfico que maneja el router.

Después de que se descubirera la brecha, se excusaron alegando errores en el lenguaje de los Términos del Servicio. Esta terminología sería corregida para cumplir con las políticas de privacidad de la empresa y no comprometer la identidad de las personas.

Fuente: Amid Privacy Backlash, Cisco Says It’s Not Logging Your Web History